sábado, 22 de mayo de 2010

Band of brothers

Cada astrónomo aficionado tiene sus lugares favoritos en el cielo. Uno de los míos es un rincón muy denso de la Vía Láctea que se encuentra en la constelación de la Popa, detrás de la cola del Can Mayor. En la imagen de aquí al lado (click para agrandarla) marqué la zona que les comento con un recuadrito. En esta época del año está bien alta, hacia el oeste, a comienzos de la noche. Es fácil ubicarse con Sirio y Canopus, las estrellas más brillantes del cielo. Allí, detrás de la cola del perro hay un par de estrellas no tan brillantes de la Popa. Son π Puppis (una hermosa estrella bien roja) y ζ Puppis. Entre ellas está mi rinconcito. En un denso campo de estrellas se destacan los cúmulos abiertos NGC 2451 y 2477. Siga leyendo para ver qué es lo que me gusta de ellos y ver las fotos que saqué el sábado pasado.


Primero una foto de campo ancho, tomada con mi Canon XTi y un teleobjetivo de 100 mm, que muestra una inmensa cantidad de estrellas en esta región del cielo. Estamos mirando en el plano de la Vía Láctea, más o menos en ángulo recto respecto de la dirección del centro de la Galaxia, y en la dirección del Brazo de Orión. Es una hermosa vista con binoculares de 10x50, y en fotos como ésta la cantidad de estrellas es abrumadora. La estrella roja del extremo izquierdo de la foto es π Puppis. La estrella brillante a 3/4 del campo hacia la derecha es ζ Puppis, llamada Naos. El campo mide unos 12 grados a lo ancho (algo más de un puño con el brazo extendido). Observen cerca del centro de la foto. A uno y otro lado se ven dos zonas que parecen tener más estrellas juntas.

Esas regiones más densas son los cúmulos estelares NGC 2451 y NGC 2477. Esta imagen es un detalle de la foto anterior, y pueden verse los enjambres estelares más claramente. Estos son los objetos por los cuales este rincón de la Galaxia es uno de mis favoritos. Con binoculares se los puede ver claramente: NGC 2451 (el de la izquierda) con una notable estrella roja brillante, y NGC 2477 (el de la derecha) como una nubecita no resuelta, similar a un cúmulo globular.

Los cúmulos estelares son grupos de estrellas que se formaron al mismo tiempo a partir de una gran nube de gas y polvo, similar a la que vimos en el verano. Con el paso del tiempo los vientos estelares disipan los restos de la nube, y las estrellas viajan juntas por la galaxia hasta que finalmente se dispersan. Nuestro Sol debe haber tenido compañeras de este tipo en sus años mozos, pero les hemos perdido el rastro.

Estos dos racimos estelares, tan cercanos en el cielo, son tremendamente distintos uno del otro. NGC 2477 tiene muchísimas estrellas. A través del telescopio sigue pareciendo un cúmulo globular (que son agrupaciones estelares de otro tipo, otro origen, etc.). Si no me equivoco, es el cúmulo abierto más poblado que se conoce, con varios cientos de estrellas. Está lejos, a casi 3000 años luz de nosotros. Después de sacar la foto de campo amplio acoplé la cámara a mi telescopio Meade LX10 de 20 cm y saqué unas fotos mostrando cada objeto por separado. Aquí vemos a NGC 2477 en toda su gloria. Hay una hermosa estrella azul a su lado (b Puppis), que no forma parte del cúmulo.

Mientras NGC 2477 se destaca por sus muchas y apretadas estrellas, NGC 2451 apenas se distingue del fondo, pero tiene estrellas más brillantes. Son unas cuarenta estrellas, entre las cuales se destaca una bien roja (c Puppis). Vean la foto. Una estrella gigante roja y un puñado de gemas azules nos recuerda otro hermoso cúmulo, el Joyero, del que me ocuparé otro día. Sorprendentemente, parece que NGC 2451 no es un cúmulo ¡sino dos! Los vemos perfectamente alineados, pero están lejos uno del otro: el más cercano está a 640 años luz, y el otro mucho más lejos, a 1100 años luz de nosotros.

No se los pierdan. Estos objetos del cielo profundo son hermosos vistos a través del cualquier instrumento, y nos reconcilian con la astronomía en estas ya gélidas noches, en las que es tan difícil salir a observar un rato. Cuando junté el equipo el sábado después de sacar las fotos eran apenas las 21:30, ¡pero ya hacía 5 grados bajo cero!

Una última foto. En la imagen telescópica no cabían los dos cúmulos en un mismo campo, así que saqué una foto adicional de la región intermedia. Luego monté todas sobre el campo de estrellas de la foto de campo amplio para rellenar los huecos. La composición da una buena idea de la región, de lo próximos y diversos que son estos cúmulos. La imagen tiene apenas dos grados a lo ancho (cuatro Lunas). El norte está hacia abajo y a la derecha.


Ah, ¿y qué significa el título? "We few, we happy few, we band of brothers" es un famoso verso de Shakespeare (de Enrique V). Después del post de la semana pasada, donde citaba un verso de Romeo y Julieta, me vino a la memoria este otro, en relación a las estrellas juntitas en estos notables cúmulos. Sólo eso.



Fotos: NGC 2477, 8x1min, ISO 400, Canon XTi en foco primario de Meade LX10, f=1250 @f/6.3. NGC2451, 6x1min, idem. Campo ancho, 11x1min, ISO 400, Canon XTi sobre Meade LX10, tele Canon EF 100mm 1:2 @f/4. Todas tomadas desde Bariloche, cielo suburbano, 41S 71W, 2010-05-15 20:00 a 21:30 (GMT-3), visibilidad excelente.  Todas con guiado manual. Todas apiladas en DeepSkyStacker, post-procesadas en Photoshop.

Compartir:

1 comentario:

  1. Las almas asi como los millones de estrellas en el universo se alejan unas de otras, pero hay solo unas pocas que viajan juntas por la eternidad. Esas son a las que uno quiere pertenecer.
    Muy bueno tu rincon...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...