sábado, 29 de mayo de 2010

Antípodas

Antes de que se me pierda, tengo aquí este fragmento de Astronomia Nova, de Kepler, que quisiera rescatar:

"En teología puede valer el peso de la Autoridad, pero en filosofía sólo vale el de la Razón. Así, fue santo Lactancio, que negó la redondez de la tierra, y fue santo Agustín, que admitió su redondez pero negó los antípodas. Y sagrado es el Santo Oficio en nuestros días, que admite la pequeñez de la tierra pero niega su movimiento. Pero para mí más sagrada que todo es la Verdad cuando, con todo respeto por los doctores de la Iglesia, demuestro que la tierra es redonda, habitada por antípodas, de una insignificante pequeñez, y rápida vagabunda entre las estrellas."

Johannes Kepler, Astronomia Nova

Compartir:

domingo, 23 de mayo de 2010

Martin Gardner, 1914-2010

No suelo escribir noticias en este blog, pero voy a hacer una excepción para recordar a Martin Gardner, fallecido ayer. Martin Gardner fue un hombre extraordinariamente influyente de manera muy sutil, gran escritor y divulgador de la ciencia y de la matemática, promotor del pensamiento racional y del movimiento escéptico. Quienes tuvieron la suerte de conocerlo recuerdan también que era una gran persona. El mundo es un poco más oscuro hoy.

Compartir:

sábado, 22 de mayo de 2010

Band of brothers

Cada astrónomo aficionado tiene sus lugares favoritos en el cielo. Uno de los míos es un rincón muy denso de la Vía Láctea que se encuentra en la constelación de la Popa, detrás de la cola del Can Mayor. En la imagen de aquí al lado (click para agrandarla) marqué la zona que les comento con un recuadrito. En esta época del año está bien alta, hacia el oeste, a comienzos de la noche. Es fácil ubicarse con Sirio y Canopus, las estrellas más brillantes del cielo. Allí, detrás de la cola del perro hay un par de estrellas no tan brillantes de la Popa. Son π Puppis (una hermosa estrella bien roja) y ζ Puppis. Entre ellas está mi rinconcito. En un denso campo de estrellas se destacan los cúmulos abiertos NGC 2451 y 2477. Siga leyendo para ver qué es lo que me gusta de ellos y ver las fotos que saqué el sábado pasado.

Compartir:

sábado, 15 de mayo de 2010

What's in a name?

En Romeo y Julieta leemos:
What's in a name? That which we call a rose
By any other name would smell as sweet.
"¿Qué hay en un nombre? Eso que llamamos rosa perfumaría igual de dulce con cualquier otro nombre". Julieta le está diciendo a Romeo que un nombre es una convención artificial. Que ella ama a una persona que se llama Montesco, y no al nombre "Montesco" ni a la familia Montesco. Romeo, arrastrado por la pasión, niega a su padre y se bautiza tan sólo "amante de Julieta". Son un par de versos que condensan buena parte del conflicto que recorre la tragedia. La expresión What's in a name? se ha convertido en un lugar común en lengua inglesa. Si la buscan en Google encontrarán 100 millones de citas.

¿Y esto qué tiene que ver con la astronomía? Había prometido ocuparme de los nombres de los asteroides. Aquí va.

Compartir:

sábado, 8 de mayo de 2010

En el cielo las estrellas, en todas las librerías

Me complace anunciar que he completado el manuscrito final, mil y una veces corregido y revisado, de En el cielo las estrellas. El libro se publicará en la colección Ciencia que ladra, de la editorial Siglo XXI, en el próximo mes de agosto. El sábado a las 19:00 estaré en la Feria del Libro para la presentación de los libros más recientes de la colección y el anuncio de los de próxima publicación.

En el cielo las estrellas cuenta la historia de la medición del tamaño del universo, con coloridos personajes y descubrimientos colaterales. Nadie debe dejar de leerlo.

Nota importante: El título final del libro es Viaje a las estrellas. Aquí hablo más de él.

Compartir:

sábado, 1 de mayo de 2010

La huella del choique

Ésta es la época ideal del año para observar la Cruz del Sur. En las primeras horas de la noche se la  puede ver bien alta en el cielo del sur, correctamente orientada con el palo largo casi vertical y el crucero  horizontal. En esta foto, tomada en diciembre desde el balcón de mi casa en Bariloche, se la ve casi de cabeza, en el lado derecho de la imagen. A la izquierda brilla fugazmente un destello de un satélite Iridium. (Click para agrandarla, as usual...)

La Cruz del Sur es la constelación más pequeña del cielo. Pero está formada por cuatro estrellas muy brillantes y que forman un diseño compacto tan fácil de identificar que todo el mundo sabe reconocerla. La Cruz era visible a los antiguos griegos, pero el lento movimiento de precesión de la Tierra la puso fuera del alcance de los observadores europeos posteriores. Fue redescubierta durante los viajes oceánicos en el Renacimiento, y le pusieron un nombre significativo para la cultura de su época.

Todos los pueblos del hemisferio sur de la Tierra, por supuesto, ya la conocían. En la lengua de los mapuches su nombre es Melipal. ¿Quieren saber qué representaban estas cuatro estrellas antes de la llegada de los europeos? Sigan leyendo.

Compartir:
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...