sábado, 31 de julio de 2010

Viaje a las estrellas

¡Atención pido al silencio, y silencio a la atención! Está próximo a aparecer en todas las librerías Viaje a las estrellas. Sí, se trata de mi libro de divulgación astronómico-histórica, anunciado aquí mismo con otro título hace algún tiempo. El cambio de título se debe exclusivamente a motivos editoriales, y estoy seguro de que a todos les encantará. Se publicará en la colección Ciencia que ladra (que desde hace poco tiene un sitio en Facebook, pueden encontarnos allí). Ésta es la tapa, que muestra a un excéntrico astrónomo echado en el piso y mirando por un telescopio vertical. Es Robert Hooke, un fascinante personaje de la revolución científica del siglo XVII, del cual no se conserva ningún retrato. En base a esto yo diría que a la ilustradora le salió bastante parecido.

Compartir:

lunes, 26 de julio de 2010

Nuevo diseño

Sí, es el mismo blog de siempre. Cambié el diseño porque había elementos que no funcionaban bien con la nueva interfase de Blogger. Espero que les guste. Pueden hacer comentarios o sugerencias, por supuesto. Guardé una copia del diseño anterior por las dudas (una versión ancha del viejo Scribe) pero no creo que vuelva a usarla.

Aprovecho para alentarlos a dejar comentarios sobre todas las notas. No sean perezosos, ¡seguro que tienen cosas para decir!

Compartir:

sábado, 24 de julio de 2010

Planetas desde la gran ciudad

El elusivo Mercurio se unió a la danza planetaria sobre el horizonte occidental. Durante el atardecer del jueves, a las 19:00 horas, se tenía esta hermosa alineación a lo largo de la eclíptica. Es una exposición de 15 segundos tomada con mi cámara compacta desde el barrio de Belgrano en Buenos Aires. Esta imagen anotada puede clickearse para verla un poco más grande (se abrirá en otra pestaña del navegador). Muestra los planetas y principales estrellas visibles. Y siga leyendo para ver una imagen de alta resolución, sin las anotaciones.

Compartir:

sábado, 17 de julio de 2010

La luna llena más austral del año

Hay una cuestión que siempre me sorprende, aunque conozca la explicación. ¿Por dónde sale la Luna llena? Todos sabemos que el punto de aparición del Sol se va corriendo despacito a lo largo del año: en invierno sale más al norte, y en verano más al sur. Día tras día se corre un poquito. Pero la Luna parece caprichosa. Si hacemos planes para ver la salida de la Luna llena, al atardecer, más de una vez nos va a sorprender saliendo más al norte o más al sur que lo que esperábamos.

Compartir:

jueves, 15 de julio de 2010

Luna, Venus y Colón

Uno tiende a pensar que las maravillas del cielo están definitivamente vedadas para los habitantes de una gran ciudad como Buenos Aires. Pero algo se ve. Hay que estar atentos para capturar eventos como el de anoche: una magnífica conjunción de una delicada Luna creciente y el planeta Venus, capturada desde el Teatro Colón en la noche de ayer. Aquí se la ve junto a una de las históricas luminarias, tras uno de los inmensos gomeros de Plaza Lavalle. Hágale click para agrandarla. Prestando atención se puede ver el fenómeno de la luz cenicienta: una tenue iluminación de la cara nocturna de la Luna. ¿Por qué no es completamente negra la noche de la Luna? La explicación la dio por primera vez Galileo: cuando la Luna está casi nueva en el cielo de la Tierra, la Tierra está casi llena en el cielo de la Luna; y la Tierra es muy brillante, de manera que ilumina la noche de la Luna intensamente. La luz cenicienta es luz del Sol dos veces reflejada: la primera vez en la Tierra, la segunda vez en la Luna. La segunda foto muestra la conjunción junto a la impresionante base de la luminaria, que ostenta el monograma TC del teatro.

Y un rato después saqué esta impresionante panorámica de la sala. El concierto estuvo muy bueno. La Orquesta Filarmónica, impecable, como en sus mejores épocas. El director mexicano, muy pero muy gracioso. La solista inglesa en el violoncello, pasable. Y el teatro, apenas restaurado en su totalidad, es impresionante: las butacas, los barnices, las alfombras, los decorados, las obras de arte...

Compartir:

sábado, 10 de julio de 2010

Eclipse solar

La Luna es 400 veces más chica que el Sol, pero está 400 veces más cerca. Esto hace que, en el cielo, se vean del mismo tamaño. Y que, cuando las circunstancias orbitales son adecuadas, la Luna nueva pueda ocultar exactamente al Sol. Mañana, domingo 11 de julio, como si la FIFA lo hubiera organizado para celebrar el partido final del Mundial, habrá un eclipse total de Sol.

El eclipse será total en una estrecha franja de la superficie terrestre que cruza el Océano Pacífico (indicada en azul en el mapa). Como se ve, hay muy poca tierra a lo largo de esa franja. El extremo oriental alcanza la Patagonia austral, incluida la ciudad de El Calafate. Lamentablemente, en medio del invierno y con el Sol tan bajito, no sé si podrán ver algo. En buena parte del territorio argentino y en otros países del cono sur el eclipse será parcial, siempre muy bajo en el horizonte del noroeste. Si bien la observación será difícil, es una buena oportunidad para fotografiar el eclipse con un buen paisaje.

El eclipse comienza alrededor de las 17:00 (la hora exacta depende de lugar desde donde lo observemos; en Bariloche, a las 16:52).  Al interponerse la Luna entre nosotros y el Sol, veremos su silueta progresando sobre el disco del Sol, hasta cubrir casi el 80% de la estrella a las 18 horas. A esa hora el Sol estará muy bajito en el noroeste, a apenas 4 grados sobre el horizonte en Bariloche (medio puño con el brazo extendido). Minutos después se pondrá, todavía eclipsado.

Para conocer las circunstancias en otros lugares puede usar este sitio de la NASA. La página está en inglés, pero haga nomás click en el mapa en el lugar que le interese y aparecerá un cartelito con las horas del inicio, máximo y final del eclipse (UT = hora universal = hora argentina + 3 horas), así como la altura (en grados sobre el horizonte) y azimut (en grados desde el norte) del Sol.

Para el eclipse lunar de hace dos semanas se despejó justo (sí, ambos eclipses están relacionados). Esperemos tener igual suerte este domingo. Saquen lindas fotos!

Compartir:

sábado, 3 de julio de 2010

Eclipse de Luna sobre la cordillera


En la madrugada del 26 de junio se produjo un eclipse parcial de Luna. Desde las 7 y media de la mañana, todavía de noche, la sombra de la Tierra oscureció una parte de la Luna llena. Durante un par de horas, a medida que la Luna se ponía sobre la Cordillera de los Andes y el Sol empezaba a asomar por el punto opuesto del horizonte, el eclipse fue progresando hasta cubrir más o menos la mitad de la cara visible de la Luna.

Tuvimos suerte en Bariloche. Después de un par de días de intensa nevada y mal tiempo, la noche del viernes empezó a despejarse. Subido al tanque de agua de mi casa pude tomar varias lindas fotos de la Luna eclipsada sobre las torres del Cerro Catedral y las luces de la ciudad. Había algunas nubes bajas, pero sólo agregaron algo de dramatismo al hermoso espectáculo.

Observen la Luna eclipsada. Parece una Luna creciente, pero si miran con cuidado (ambas fotos se pueden agrandar, cliqueándolas) verán que es muy distinta de la verdadera fase creciente. Es realmente una Luna llena, ya que los eclipses de Luna se producen cuando ésta, en su órbita alrededor de la Tierra, se encuentra del lado opuesto al Sol respecto de nosotros. Normalmente esa circunstancia corresponde a la Luna llena, ya que vemos su mitad diurna, completamente iluminada. Pero más o menos dos veces por año (de manera completamente previsible, por supuesto) la Tierra se encuentra exactamente en medio, de manera que nuestra sombra cae sobre la Luna.

Observen también la forma del borde de la sombra de la Tierra (que es mucho más grande que la Luna, así que vemos sólo una fracción de la sombra entera). Podemos ver que la sombra de la Tierra es redonda. ¿Por qué es redonda la sombra de la Tierra? ¡Porque la Tierra es redonda! Esto, que nos resulta tan obvio hoy en día, fue observado ya por los astrónomos griegos hace 2500 años, quienes a partir de la forma de la sombra de la Tierra durante los eclipses de Luna concluyeron, acertadamente, que la Tierra era redonda... Es algo que forma parte de nuestro bagaje de conocimientos desde hace miles de años. Es un error creer que, en la época de Colón, la gente creía que la Tierra era plana.

Y para terminar, el amanecer sobre el Cerro Catedral. La Luna ya estaba muy baja, detrás del cerro. Lástima, porque en ese momento nuestra propia sombra (si nos ponemos de manera que nos dé el Sol naciente) se proyecta sobre la superficie de la Luna, en el borde de la sombra de la Tierra...


Compartir:
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...