sábado, 20 de julio de 2013

Las estrellas de Apolo

Estaba leyendo sobre un tipo peculiar de estrellas, llamadas estrellas de Wolf-Rayet (más sobre ellas otro día), y me enteré de que la estrella WR más cercana es una muy brillante del cielo austral: Gamma Velorum. La constelación de las Velas tiene varias estrellas brillantes, y como no me las sé todas de memoria abrí el Stellarium para identificarla. Me llamó la atención su nombre: Regor. Con el tiempo uno se acostumbra al sonido de los nombres de las estrellas. Están los nombres romanos o griegos: Sirius, Pollux, Bellatrix, Regulus, Atlas... y los nombres árabes: Aldebarán, Acamar, Betelgeuse, Alnitak... Hay un puñado de estrellas con nombres de otros orígenes: hay contracciones (Alfa Crucis es Acrux), nombres de otras lenguas (como Nunki, una estrella del asa de la Tetera de Sagitario, que es un nombre asirio recuperado por los arqueólogos), nombres modernos (La Superba...). Aún cuando la etimología no sea clara, los nombres tienen un "sonido" al que uno se acostumbra. Pero Regor, definitivamente, no me "sonaba" a nada. ¿Qué nombre era ése, y nada menos que para una de las estrellas más brillantes del cielo?

No me costó mucho averiguarlo. La historia es simpática, así que la cuento entera. Gamma Velorum fue una de las estrellas de navegación de los astronautas del Apollo. Resulta que las naves Apollo tenían un sistema de navegación que se orientaba por las estrellas para calcular su trayectoria de la Tierra a la Luna. El sistema no era automático, imagínense, década del '60. Requería que los astronautas, como los navegantes de antaño, observaran la posición de unas estrellas guía para indicar su posición a la computadora. Aquí vemos a James Lovell, en el Apollo 8, mirando por el aparato, que era esencialmente un sextante fijo a la pared de la nave. Fascinante.

La computadora de la nave tenía almacenadas (en su memoria diminuta) las posiciones de 37 estrellas, más un planeta conveniente, el Sol, la Luna y la Tierra. La lista era la siguiente (con números en base 8 por requerimientos informáticos de esa época):
00 Planeta16 Procyon34 Atria
01 Alpheratz17 γ Vel35 Rasalhague
02 Diphda20 ι UMa36 Vega
03 γ Cas21 Alphard 37 Nunki
04 Achernar 22 Regulus 40 Altair
05 Polaris23 Denebola41 Dabih
06 Acamar24 Gienah42 Peacock
07 Menkar25 Acrux43 Deneb
10 Mirfak26 Spica44 Enif
11 Aldebarán27 Alkaid45 Fomalhaut
12 Rigel30 Mekent46 Sol
13 Capella31 Arcturus47 Tierra
14 Canopus32 Alphecca50 Luna
15 Sirius33 Antares

En la lista hay estrellas brillantes y otras no tanto. Están Sirio, Canopus, Arcturus y Rigel, brillantísimas; pero también Iota Ursae Majoris, Acamar y Dabih, que son de tercera magnitud. Lo que pretendían era un sistema de estrellas fácilmente identificables y a la vez bien desparramadas en el cielo, para poder encontrar siempre alguna, sin importar para dónde estaba apuntando la nave. Preparé un catálogo para graficarlas en Cartes du Ciel, y se las ve así:


Notarán que hay tres estrellas que no tienen nombre. Tienen designación de catálogo, por supuesto: son Gamma Velorum, Gamma Cassiopeiae y Iota Ursae Majoris. Pero esto es muy inconveniente para estrellas de navegación, que los tipos tienen que aprenderse de memoria y decirlas de viva voz. Justamente, fíjense en la tercera columna: Peacock es "pavo real" en inglés. ¡Tampoco es un nombre de la Antigüedad o de la Edad Media! Es la estrella Alfa Pavonis, Alfa del Pavo Real, que la Oficina del Almanaque Náutico británica inventó cuando confeccionaron el primer almanaque para la navegación aérea en 1930. La estrella no tenía nombre propio, y le inventaron uno para hacerle la vida más fácil a los pilotos.

Durante las prácticas de navegación estelar para las misiones Apollo, el astronauta Gus Grissom, veterano de las Mercury y de las Gemini, decidió ponerles nombres a estas estrellas: a Gamma Cassiopeiae le puso Navi, a Iota Ursae Majoris la llamó Dnoces, y Gamma Velorum sería Regor. Los nombres son una broma que esconde su propio nombre y los de sus compañeros de la Apollo 1: Regor es Roger al revés, por el piloto ingeniero Roger Chafee, Dnoces al revés es Second, por el sufijo del piloto navegante Edward White II, y Navi es Ivan al revés, por su propio segundo nombre: Virgil Ivan "Gus" Grissom. Los tres murieron trágicamente en la plataforma de lanzamiento, cuando el Apollo 1 se incendió durante una práctica en enero de 1967. Los nombres extraoficiales de las estrellas ya habían sido adoptados por los navegantes de la NASA y hoy en día aparecen en muchos catálogos.

Hay que decir que Gamma Velorum ya tenía un nombre propio, de origen árabe: Suhail. También Dnoces, que tiene el simpático nombre Talitha. Pero, por alguna razón, estos nombres se le pasaron al que elaboró la primera lista, y quedaron casualmente tres estrellas para recibir los nombres de tres astronautas de Apollo. Un homenaje póstumo a la memoria de los tres muchachos de la Apollo 1.


Hoy es 20 de julio, y es la primera vez desde 1970 que Neil Armstrong no está aquí para celebrar el aniversario de su histórico descenso en la Luna. No suelo hacer estos homenajes, pero hoy haré una excepción con esta foto notable, que le tomó Aldrin dentro del módulo al regresar de la excursión en la superficie de la Luna. Está transpirado y barbudo, su ropa está cubierta de polvo, y sonríe como un niño que vuelve de jugar. Sonriente y a la vez lloroso. Tal vez se le metió polvo en los ojos y lo hizo lagrimear. Pero yo creo que está llorando de pura emoción. La foto está en Wikipedia, vayan a ver la de máxima resolución: http://en.wikipedia.org/wiki/File:Neil_Armstrong.jpg


La web está llena de información sobre el origen de los nombres de estas estrellas. Particularmente interesantes me resultaron esta transcripción de las comunicaciones del Apollo 15, este boletín de la Astronomical Society of South Africa en Pretoria, de octubre de 2008. y el libro How Apollo flew to the Moon.

Compartir:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...