sábado, 25 de junio de 2011

Gran Conjunción del 2011

Afortunadamente la Gran Conjunción Planetaria del 2011 había terminado cuando hizo erupción el Puyehue-Cordón Caulle. A lo largo de todo el mes de mayo pudimos disfrutar de la precisa danza de los planetas en el cielo del amanecer, con cuatro destacados luceros que se desafiaban mutuamente en brillo y esplendor. Bueno, Venus no tiene rival, realmente, pero Mercurio y Júpiter se lucieron como tales. Al final Júpiter escapó cielo arriba, tal como estaba previsto por las leyes de Kepler. Aquí va un montaje hecho con fotos de los días que pude registrar. (Clickeando la imagen se accede a una versión de más de 3000 pixels de ancho, única posibilidad de ver los planetas más tenues. Ojo, que muchos navegadores comprimirán la imagen para que quepa en la ventana; en este caso se puede salvar la imagen para verla off line, o volver a clickearla con una especie de lupita. ¿Tengo que explicar estas cosas, a esta altura del siglo?)



La primera imagen es del 30 de abril desde el balcón de casa en Bariloche, con una Luna menguante en la que se ve la luz cenicienta. La segunda, del día siguiente, también con Luna menguante, está tomada en Victorica (La Pampa). Durante la semana en San Luis la Sierra de Comechingones me ocultó el espectáculo astronómico. La tercera está tomada desde Centenario (Neuquén). Las siguientes son todas de Bariloche nuevamente. El 4 de junio hizo erupción el volcán, y volví a ver el cielo del amanecer recién el domingo 12, con Venus velado por las cenizas en suspensión. La siguiente es una versión anotada de la misma foto. También es clickeable.



Por qué Júpiter, que es el más lento de estos cuatro planetas, se alejó tan rápido del grupo, es algo no del todo obvio. Al Tano Sereni le sorprendió el fenómeno y me lo hizo notar. La explicación se puede expresar matemáticamene, por supuesto. Pero también se puede contar con palabras. No deja de ser sorprendente.

La cosa viene por este lado, a ver. Júpiter, efectivamente, se mueve lentamente con respecto a las estrellas. Pero las estrellas no están todos los días a la misma hora en el mismo lugar del cielo. Tienen que dar una vuelta al cielo en un año, 360° en 365 días, así que cada día están más o menos un grado más al Oeste. Con ellas se movía el pesado Júpiter. Mercurio, si bien de movimiento rápido, se encontraba en su máxima elongación (máxima separación del Sol visto desde la Tierra) y por lo tanto casi estacionario con respecto a éste. Así que cada día a la misma hora estaba más o menos en el mismo lugar, mientras  Júpiter se alejaba hacia "arriba", hacia el Oeste. Además, apenas pasada la máxima elongación de Mercurio a principios de mayo, Venus y Mercurio empezaron a moverse en la misma dirección, hacia el Este, acercándose al Sol (que los llevó a ocultarse detrás de éste) de manera que su posición relativa cambiaba muy poquito, mientras Júpiter se movía en la dirección contraria. Marte... bueno, Marte no se veía tan bien. En realidad, lo mejor es ver la coreografía en Celestia. Aquí hay un link especial preparado para verlo (es una cel:URL, sólo funciona si Celestia está correctamente instalado en el sistema). Para los que no le funcione, o no tengan Celestia, hice el pequeño videíto que se ve aquí arriba. Se muestra "trabada" la posición de la Tierra con respecto al Sol, para que se vea el movimiento de los planetas.


Update volcánico: El Sernageomin ha cambiado el nivel de alerta de del Cordón Caulle, de ALERTA ROJO: ERUPCIÓN MODERADA, a ALERTA ROJO: ERUPCIÓN MENOR. ¡Yupi! Hoy a la mañana (9:45 hora argentina) la columna eruptiva se ve muy bajita y recostada hacia el norte/oeste:


Compartir:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...